Las cascadas son uno de los espectáculos más bellos de la naturaleza. La caída del agua sobre las rocas, su sonido, frescura y entorno aumentan el atractivo de las excursiones, especialmente en primavera. Madrid no destaca por tener grandes caídas, pero tiene unos lugares únicos que no te dejarán indiferente. Aquí hay 10 cascadas populares, desconocidas e ideales para excursionistas.

Cascada del Purgatorio

Ruta a la cascada del Purgatorio, en el valle del Paular

 

Ubicada en el valle de Lozoya, la cascada Purgatorio es un gran lugar para admirar después de un par de horas de caminata entre robles y pinos. El camino es sencillo, salvo un pequeño tramo de rocas. Este comienza en el Monasterio de Paular, a las afueras de Rascafría. Al cruzar el puente de Perdón, pasaremos por las conocidas piscinas naturales de Las Presillas y avanzaremos por una de las zonas más bonitas de la Sierra de Guadarrama, hasta llegar a las dos cascadas que forman el arroyo Aguilón.

DATOS ÚTILES
Ubicación: Rascafría
Aprox. altura de los saltos: 10 y 15 metros.

DATOS ÚTILES
Ubicación: Rascafría
Altura aprox. de los saltos: 10 y 15 metros.

 

Chorrera de los Litueros

Entre escobas amarillas, hay una ruta corta e ideal por el Puerto de Somosierra que nos lleva a la cascada más alta de la Comunidad de Madrid: la Chorrera de los Litueros. En un bello paraje, el arroyo del Caño forma una cola de caballo al caer desde la Peña del Chorro por tres escalones de piedra, para luego unirse a Las Pedrizas y dar lugar así al nacimiento del Duratón. Una vez allí, puedes aprovechar para ver la Dehesa Bonita y su abedul centenario.

DATOS ÚTILES
Ubicación: Somosierra
Aprox. Altura de los saltos: 30 a 40 metros.

DATOS ÚTILES
Ubicación: Somosierra
Altura aprox. de los saltos: 30 a 40 metros.



Chorrera de San Mamés

A cinco minutos de Buitrago de Lozoya, en la Sierra de Guadarrama, se encuentra la Chorrera de San Mamés, entre el Salto del Purgatorio y el Salto de Los Litueros. Para llegar hay que seguir el camino de la iglesia que se encuentra a la entrada del pueblo. La ruta atraviesa pistas abiertas con robledales y explotaciones ganaderas. Solo un pequeño tramo atraviesa un pinar. El arroyo Pinilla desciende aquí por una caída rocosa con una pendiente bastante regular. Con 30 metros de altura, este es uno de los accidentes geográficos más llamativos de la zona.

DATOS ÚTILES
Ubicación: Navarredonda y San Mamés
Altura aprox. desde el salto: 30 metros

Cascada del Hervidero

Muy cerca de la capital, la cascada Hervidero es bastante accesible para una excursión en familia y para montar en bicicleta. El recorrido a pie es largo, pero cómodo, sin apenas desniveles. El camino comienza en San Agustín de Guadalix, pasado el puente a la salida del pueblo, y discurre paralelo al río entre una frondosa y colorida vegetación. Cuando finalmente llegues a las cascadas y al fabuloso estanque que forman las aguas del Guadalix, entenderás por qué este lugar fue elegido para una escena en Águila Roja.

DATOS PRÁCTICOS
Ubicación: San Agustín de Guadalix y Pedrezuela

Altura aprox. de los saltos: 10 metros.

Cascada del Hornillo

Para éste, nos dirigimos un poco más al oeste, donde el arroyo Hornillo nos ofrece esta chorrera en medio de un bosque de robles, chopos, pinos y jarales. Para llegar a ella se puede partir desde el puente de la Aceña, entre Robledondo y Santa María de la Alameda. Niños y adultos pueden recorrer este camino, ya que es relativamente corto y con poco desnivel. A la vuelta, se puede realizar una ruta circular y contemplar el embalse de la Aceña. En un día despejado disfrutaremos de una excelente vista del Monasterio de El Escorial e incluso de la Sierra de Gredos.

DATOS PRÁCTICOS
Ubicación: Santa María de la Alameda
Altura aprox. de los saltos: 10 metros.



 

Chorrera de Mojonavalle

Cerca del salto Purgatorio, entre los puertos de Morcuera y Canencia, las aguas del arroyo Sestil del Maíllo, afluente del Lozoya, forman en su nacimiento la chorrera de Mojonavalle. Con un bosque de abedules único en la zona, el Mirador de Mojonavalle y un sendero ecológico entre pinos, robles, tejos y otros árboles (dos de los cuales han sido calificados como únicos por la Comunidad de Madrid), esta excursión ofrece un hermoso espectáculo para los enamorados. de la naturaleza. Es un paseo fácil de hacer con niños: algo sombrío, húmedo, bonito y un placer para los sentidos.

DATOS PRÁCTICOS
Situación: Canencia
Altura de salto: 30 metros

 

Chorros del Manzanares

El curso alto del río Manzanares, en el Parque Nacional Sierra de Guadarrama, junto a La Pedriza, ofrece un conjunto de cascadas, y sus pozas, conocidas como los chorros o chorreras del Manzanares. Para llegar hay que subir por la margen izquierda del río, siguiendo un camino que parte del aparcamiento de Canto Cochino (suele llenarse rápido). En la margen derecha, llegará a la Piscina Verde, también digna de ver. Árboles, arbustos y el sonido del agua entre las rocas de granito te acompañarán en el camino.

DATOS PRÁCTICOS
Ubicación: Manzanares El Real

Ducha de los Alemanes

Continuamos en la Sierra de Guadarrama. Esta vez, en el valle de la Fuenfría, Cercedilla. Aquí el arroyo Navazuela ofrece un pequeño salto cuyo nombre, “Ducha de los Alemanes”, recuerda a los primeros montañeros que se bañaron en él a principios del siglo XX. Para llegar, tomaremos el camino forestal entre los pinos de Las Dehesas, dejando a un lado los charcos, y caminaremos por la antigua calzada romana, por la Carretera de la República y por el Camino de la Victoria. El recorrido se puede completar acercándonos a los Miradores de los Poetas y al Reloj Camilo José Cela.

DATOS PRÁCTICOS
Ubicación: Cercedilla
Altura de salto: 2 metros

 



Poza de Sócrates y cascadas de las Guarramillas

DATOS PRÁCTICOS
Ubicación: Manzanares el Real
Altura aprox. del salto: 3 metros y luego otro de 15 metros

 

 

Cascada de la Presa del Pradillo

La Cascada de la Presa del Pradillo se encuentra bastante cerca de la Cascada del Purgatorio, por lo que puedes atravesar ambas con un recorrido circular. Aún así, si queremos seguir recto y no caminar demasiado, podemos partir desde el área recreativa de La Isla. Por su cercanía, esta es una buena opción para ir con niños. Siguiendo el camino del río Lozoya se llega inmediatamente al antiguo embalse, cuyo ancho salto servía de antigua fábrica de luces. En lo alto de la ruidosa cascada, el paisaje se refleja en un tranquilo embalse rodeado de pinos, que muestra una imagen idílica de la naturaleza.

DATOS PRÁCTICOS
Ubicación: Rascafría

 

Consulta nuestro próximo viaje de senderismo a una cascada. AQUÍ

Encuéntranos en Instagram y FACEBOOK