El presidente del gobierno, Pedro Sánchez ha anunciado hoy viernes, que el uso de la mascarilla dejará de ser obligatorio a partir del próximo 26 de junio. Un alivio para muchas personas sofocadas por el verano, que con el uso de la mascarilla se hace aún peor.

Por lo tanto, desde el próximo sábado 26 de junio, se podrá pasear en parques, calles, plazas y lugares al aire libre y ventilados. Sánchez ha afirmado “que los rostros recuperarán su aspecto normal”.

Esta medida se debe al rápido avance de la vacunación y la baja incidencia de las últimas semanas.

Puedes ver más artículos interesantes en nuestro BLOG

Encuentranos también en INSTAGRAM