España esta buscando crear un registro de todas aquellas personas que decidan no vacunarse en contra del COVID-19.

El Ministro de Salud español Salvador Illa comentaba que la vacuna no será obligatoria por ley y las personas podrán acceder a ella de forma voluntaria, sin embargo, declaro también, que el Ministerio de Salud buscara recopilar los datos personales de todas aquellas personas que decidan no vacunarse contra el COVID-19.

 

“Queremos tener un registro, que luego será compartido con otros asociados de la Unión Europea… de todas las personas a las que se les ofreció la vacuna y la rechazaron” comentaba Illa a La Sexta

 

“No será un documento que se hará público, sino que será realizado atendiendo los estatutos de la protección de datos”, agregaba el ministro.

 

“La mejor forma de derrotar al virus es vacunándonos todos”, finalizaba Illa.

 

Las campañas de vacunación en España comenzaron el día lunes, con una mujer de 96 años en una vivienda de ancianos en Guadalajara, siendo esta la primera dosis del país de la vacuna de Pfizer – BioNTech. Esto como parte del inicio de una campaña masiva que la Unión Europea esta coordinando para poder vacunar a más de 450 millones de personas pertenecientes a los estados miembros.

La indecisión e incertidumbre acerca de la vacuna en España es relativamente alta. Una encuesta realizada en noviembre 2020 por Ipsos encontró que 64% de los españoles están “Totalmente de acuerdo” en que se vacunaran en contra de la COVID-19, siendo este uno de los porcentajes más bajos de 15 países que fueron encuestados.

Actualmente España es uno de los países que se encuentra con mayor crisis a causa del COVID-19 en la región europea, e incluso, a nivel mundial. De acuerdo a un estudio realizado en diciembre 19 por la  Universidad John Hopkins, España tiene la novena tasa de casos de COVID-19 más alta (1,87 millones) y la décima tasa más alta de muertos reportados (más de 50,000 muertes) en el mundo.

El país fue enormemente afectado al inicio de la pandemia entre marzo y abril. El 2 de abril del 2020, al menos 950 personas murieron debido al COVID-19, esta taza fue el numero más alto de muertes reportados en cualquier país en un solo día en ese momento.

También se cree que una de las variantes más prevalentes del virus encontradas en Europa durante el verano tuvo su origen en España. Los investigadores descubrieron que una gran parte de los casos de COVID-19 encontrados en verano en Europa provino de una variante del virus llamada 20A.EU1, la cual surgió por primera vez durante una propagación masiva en una granja en España. Después de extenderse desde los trabajadores agrícolas hasta la población local se esparció por toda Europa, esto debido principalmente al turismo y rutas de viaje.

 

Más noticias y artículos sobre Madrid en nuestro BLOG

Encuéntranos en Instagram y FACEBOOK