Aunque este sea un verano raro, sus noches no dejan de tener algo mágico, especialmente cuando las estrellas se convierten en cómplices de nuestros anhelos y la ilusión se siente en el ambiente.

Las lluvias de estrellas son ese fantástico fenómeno de la naturaleza que hacen que románticos de todo el mundo se unan bajo el oscuro manto de la noche para convertirse en observadores sigilosos y astrónomos improvisados.

 

Las noches estivales son perfectas para disfrutar de las lluvias de estrellas. Durante este mes de Julio las protagonistas han sido las Delta Acuáridas, denominadas como “el aperitivo de las Perseidas”. Y, aunque según el OAN (Observatorio Astronómico Nacional San Pedro Mártir) esta lluvia de estrellas podrá verse hasta el 24 de agosto, será la noche de este próximo jueves 30 de julio cuando hasta 25 meteoros —que parecen provenir de la estrella Delta, en la constelación de Acuario, de donde viene su nombre— rasgarán el cielo cada hora y podrán verse en todo su esplendor.

 

 

Aunque esta noche sea la más propicia (se podrán observar hasta 25 meteoros cada hora) para disfrutar de este espectáculo estelar, estamos disfrutando de la visión de estas estrellas ya desde el 13 de julio y, como ya hemos dicho, se prolongará hasta finales de agosto.

Pero, sin duda, las protagonistas del verano son las Perseidas, también conocidas como “Lágrimas de San Lorenzo”. En su caso, el período de su lluvia de estrellas va desde el 17 de julio hasta el 24 de agosto, alcanzando su punto álgido la noche del 12 de agosto, durante la que podremos disfrutar de hasta 100 meteoros por hora.

 

«Normalmente hay una hora de máximo, pero es muy difícil de precisar, por ello, es conveniente comenzar a observar desde el inicio del anochecer hasta que aguantemos», explican desde la Asociación Astronómica de España.

 

Fuente: Cultura Inquieta